Los primeros libros de la Taula de Canvi de Barcelona. Volumen II


Los primeros libros de la Taula de Canvi de Barcelona. Volumen II
(Els primers llibres de la Taula de Canvi de Barcelona. Volum II)


   ADQUISICIÓN

Si desea adquirir el libro, contacte con:

Web
comandes@pageseditors.cat
Pagès Editors, S.L Carrer Sant Salvador, 8 25005 Lleida
tel: (00 34) 973 23 66 11
fax núm.: (00 34) 973 24 07 95

Muchas gracias.
FUNDACIO NOGUERA

Cerrar

    Ficha de publicación

Autor
Título
Los primeros libros de la Taula de Canvi de Barcelona. Volumen II
Colección
Textos y Documentos - 60
Lugar y fecha de publicación
Barcelona, 2016
ISBN
978-84-9975-745-2
Núm. de páginas
676
Resumen
Este es el segundo y último volumen que publica los primeros documentos que se conservan de la Taula de Canvi de Barcelona.

La Tabla de Cambio de la Ciudad de Barcelona, creada en 1401, fue el primer banco público de Europa. Generó una gran cantidad de libros contables o auxiliares, de los que se han conservado hasta un total de 940 unidades, en el Archivo Histórico de la Ciudad de Barcelona (Casa del Arcediano). Pero para la etapa fundacional y los primeros siglos, cuando la institución fue más importante para la vida económica de Barcelona y del conjunto de Cataluña, sólo se han conservado unos pocos volúmenes. En concreto, de todo el siglo XV, tan sólo siete volúmenes.

A pesar de la desgracia, está el consuelo que entre los libros conservados del siglo XV hay algunos de los primeros libros mayores producidos entre 1402 y 1407. No es mucho, pero permite hacer una cata del funcionamiento de la Mesa, de las características de su sistema contable, de su papel como banco público y como financiador del municipio, además del servicio que prestaba a la población, tanto asegurando los depósitos del dinero temporalmente no disponibles, (por litigio, por condiciones interpuestas o porque estaban destinados a un uso posterior) como también dando seguridad a los depósitos voluntarios, favorecidos por el seguro que la Ciudad establecía sobre el dinero depositado y también para las operaciones bancarias que la Taula ofrecía gratuitamente a sus clientes. Sólo había una función bancaria que la Mes Taula no ejercía: la concesión de crédito, que reservaba al municipio.
 

 

Subir